Animales exóticos/Reptiles






>> *RePtiLeS* <<
*¿Qué es un reptil?*
*Alimentación*
*Evolución*
*Hablemos de Iguanas*






¿Qué es un Reptil?

Los reptiles forman un grupo muy diverso y colorido de animales que está representado en cada continente excepto la Antártida. Los reptiles más conocidos son probablemente las serpientes y los lagartos, por la simple razón de que se encuentran más ampliamente distribuidos que los cocodrilos, tortugas y tuátaras que también forman parte de la clase Reptilia; en efecto, mucha gente incluso desconoce que las tortugas son reptiles. Se han descrito más de 7.000 especies de reptiles, la mayoría de los cuales se encuentran en los trópicos y subtrópicos.

Los reptiles son en general fáciles de identificar, gracias a algunas características generales que los distinguen fácilmente de otros animales terrestres o semi-terrestres. El signo más visible que permite determinar que un animal es un reptil es la piel escamosa que les recubre la mayor parte del cuerpo. Todos los reptiles poseen escamas de algún tipo, algunas de las cuales se han adaptado fuertemente a propósitos específicos; la caparazón de una tortuga están formada por un grupo de escamas grandes y fuertes que han evolucionado de esta manera para proteger a su dueño. Otros reptiles poseen escalas tan pequeñas que pueden resultar casi invisibles para el ojo humano.

Todos los reptiles poseen columnas vertebrales, todos respiran aire (incluso aquellos que pasan l a mayor parte de su vida en el agua), y casi todos tiene cuatro miembros, a pesar de que en el caso de las serpientes y algunos lagartos no sean visibles externamente. Además son todos amnióticos, lo que significa que el embrión en desarrollo está protegido por una serie de membranas y una fuerte coraza que impide que el huevo se deshidrate, creando además algo de protección contra los depredadores. De alguna manera, los reptiles se definen por las características que no poseen tanto como por las que sí poseen. A diferencia de los mamíferos y pájaros, que han evolucionado de los reptiles, los animales de la clase Reptilia son incapaces de regular sus propia temperatura corporal, y dependen del ambiente para conseguirla. Tampoco poseen piel o plumas.

Regresar al Inicio






































Alimentación

Las langostas migratorias y otros saltamontes son la presa natural de gran cantidad de reptiles. Por ejemplo los uromastyx sienten verdadera predilección por las langostas. Esto es debido a que en las zonas originarias de los uromastyx se producen periódicamente invasiones y plagas de langosta migratoria, momento que es aprovechado por los uromastyx para darse verdaderos atracones.

Las zophobas y los tenebrios son bien aceptadas por muchos reptiles, pero nunca se deben suministrar en exceso. Su exoesqueleto quitinoso resulta difícil de digerir y puede producir anorexia en exceso.

Los insectos, como el resto de los artrópodos, tienen esqueleto externo, formado por tres capas que de fuera a dentro son: la cutícula, la epidermis y la membrana basal. La cutícula es una capa dura, ligera e impermeable, que puede presentar diferentes colores. Químicamente está constituida por un polisacárido : la quitina. Durante las mudas la cutícula vieja es sustituida por otra nueva. Para permitir el movimiento, el exoesqueleto dispone de articulaciones constituidas por unas finas membranas o escleritos.

Las cucarachas y polillas también son usadas como alimento para gran cantidad de reptiles, pero su uso, como las zophobas y tenebrios, es esporádico y solo tiene como fin proporcionar una dieta variada.

Para alimentar grandes saurios y serpientes se utilizan diferentes especies de micro mamíferos. Ratas, ratones, gerbos, hámster, etc... son utilizados como presas.

Regresar al Inicio
































Evolución

Los reptiles se encuentran entre los grupos de animales terrestres más antiguos. Los primeros reptiles tal como los conocemos actualmente evolucionaron de los anfibios unos 250 a 300 millones de años atrás, y proliferaron rápidamente hasta convertirse en las criaturas terrestres más comunes de su tiempo. Los reptiles primitivos tenían probablemente mucho en común físicamente con los que existen en la actualidad, con pieles finas e impermeables que los ayudan a retener la humedad, y huevos acorazados que pueden desarrollarse en ambientes secos. Estas adaptaciones los ayudaron a completar sus ciclos vitales enteros en la tierra en vez de en el agua, lo que tuvo como resultado que fueran capaces de colonizar rápidamente casi cualquier ambiente terrestre.

Los reptiles que hoy en día conocemos representan un ejemplo muy pequeño de aquellas criaturas primitivas, la mayoría de las cuales evolucionaron con rapidez en otras direcciones. Los registros fósiles muestran por ejemplo que los dinosaurios y sus parientes eran descendientes de los reptiles primitivos, y no al revés. Con el tiempo, los grupos de reptiles se diversificaron, registrándose la presencia de reptiles parecidos a los mamíferos comparativamente pronto en los archivos fósiles. El descubrimiento en 1861 del famoso fósil Archaeopteryx demostró que los pájaros también descienden de estos primeros reptiles.

Regresar al Inicio